Costas decreta la implantación obligatoria de localizadores GPS y microchips en las algas del arenal

Los dispositivos de seguimiento permitirán a los ciudadanos conocer la ubicación, trayectoria y grado de "pudoreta" de las algas "en tiempo real"

La polémica surgida en las últimas horas acerca de la súbita desaparición de las algas acumuladas en la punta del arenal podría tener pronta solución según responsables de Costas de la Generalitat Valenciana, los cuales sentencian que la única forma de resolver estos dilemas es haciendo un seguimiento riguroso de los montones de algas putrefactas con tal de dictaminar sin atisbo de dudas quién se ha llevado mi carro las algas.

Una bonica aplicación permitirá señalar en un mapa los montones de algas junto con tus restaurantes favoritos

Explican que la medida propuesta consiste en implantar por cada «cacho significativo» de alga una serie de dispositivos que soporten tecnologías de localización vía satélite por GPS e Interné, así como de microchips sensibles a las intensidades de los gases putrefactos y su consiguiente proporción de «mosquitets voletejant al voltant».

«Lo que queremos es encontrar al responsable de que las algas hayan desaparecido», nos aclaran en una conversación telefónica vía WhatsApp para ahorrarnos unos euricos. Añaden que la motivación de esta iniciativa no responde a acusaciones políticas fijadas de antebraso, ya que lo único que desean es que aflore la verdad «sin importar si el causante es el oleaje del mar, los servicios de limpieza, o un simpatizante de la oposición intentando sembrar el caos y la confusión».

Hasta nuestra ociosa redacción nos hacen llegar una demo de la aplicación «Muntonaes App» que monitoriza el estado y distribución de las citadas acumulaciones, indicando que ya ha sido probada con éxito en varias poblaciones de Extremadura que tienen el mismo problema con las algas, e incluye además otras vistosas funcionalidades como la detección de posts borrados accidentalmente en las redes sociales y alertas de editoriales de medios locales cuestionando la gestión municipal.