El espectáculo del oleaje consigue que cientos de xabieros se quiten el pijama

El temporal marítimo animó a vestirse pese a los desapacibles vientos y la friolera que hizo a más de uno arrepentirse de salir de casa

Durante la tarde de ayer sábado el episodio de enormes olas a lo largo de la costa de Jávea propició una gran afluencia de personas ávidas de contemplar el espectacular temporal marítimo, pese a la acusada sensación térmica de frío que al experimentarla hacía sembrar dudas sobre si quedaba en casa algo de caldo congelado -o al menos de brick- con tal de cenar calentito.

Las fotos de la jornada pudieron contarse con los dedos congelados de la mano, mientras murmurabas que desde el coche calentito la cosa no parecía para tanto

Este acontecimiento rompió la rutina esperada durante el fin de semana, cambiando el pronóstico de quedarse en casa en babuchas con un consumo destacado de aperitivos descorfables, por una desesperada maniobra de evasión ante el desfici, a veces acompañada con una sarta de quejas al tener que abandonar el sofá por la insistencia de uno o más miembros de la familia tras ver alguna deslumbrante foto o vídeo del temporal en las redes sociales.

También se ha producido una gran expectación ante la posiblidad de que el oleaje pudiera devolver las polémicas algas desaparecidas de la playa del arenal, y aunque por el momento no se han encontrado indicios concluyentes que desvelen el origen de la misteriosa desaparición, Costas de la Generalitat Valenciana informa que en caso de avistarse «alga alguna» el procedimiento a seguir es comparar las diferentes muestras con pruebas de ADN.