Entrevista exclusiva a Eusebia Pregonas Gallarda, autora de la versión en valenciano del bulo de los positivos del Lidl

Su viralizado relato describe el testimonio de la mujer que vió a su vecina haciendo la compra habiendo dado positivo en COVID, teniendo a bien avisar a las fuerzas del orden; el resto es ya historia viva del WhatsApp

Tras una breve pero concisa charla telefónica me cita en un descampado mientras pasea a su perrita MyTits. El siguiente diálogo es una fiel transcripción de nuestra breve conversación efectuada con la grabadora del móvil, a excepción de algunos momentos en que fuimos interrumpidos por el graznido melancólico de un urogallo lejano.

Eusebia, gracias por recibirme.

Gràcies a tu rei, i pots cridar-me Eusebi, majete!

Ah, pues Eusebi, solo nos ahorramos una «a», pero bien, tenemos muchas pregun…

Per a cagarse, et pareix poc una «a»? Així té que ser tot, queixar-se a base de bé, tú trobes que jo tinc.. ?

Perdón, perdón – me disculpo no sin cierta dificultad-, me permite continuar?

Bueno, qué vols? Espabila que la goseta se me refreda. MyTits, bonica, fes lo teu que es fa tard, filla.

Cuéntenos Eusebi, qué pensó al enviar el bulo?

Ascolta tu, bulo de què? Això a mi me ho han contat de primerísima mà, o es que tinc que posarte el audio del WhatsApp altra volta? Moltíssima gent se ho ha cregut, i si no pregunta per ahí.

Lo siento Eusebi, pero en su mensaje parece que recoge otros testimonios.

A vore rei, tinc una veu bonica o no la tinc.

Sí, claro, eso no se pone en duda, lo que quiero decir…

Si no te fies de una veu bonica ja me dirás, «periodiste», que ni valencià vols parlar. O espera, a vore si tinc que tindre un càrrec important per a que et pareixca de veres. Eres un poc machista tu o me ho sembla?

Entonces usted piensa que esa historia ha sucedido de verdad, ¿es correcto?

Mira, quan estàs esperant al turno a la peixcateria i ja et toca, acàs tu no alces al braç i ansenyes al paperet?

Ergh, sí, pero eso no prueba..

«Eso no prueba» diu, i qué fas, no dius res i al turno s’en va al foraster del costat? I si s’emporta l’últim abaejo que fem?

No, yo, quiero decir que… bueno, lo único que se pone en duda es la veracidad de la historia.

I dale, mira lo únic que está clar es que eixe dia tu no soparies peix. Ale MyTits, anemon bonica que ací no hi ha res que fer.

Se aleja refunfuñando sin despedirse siquiera, producto sin duda de mi torpeza periodística. El móvil sigue grabando, esta vez solo registra el silencio, roto al cabo de un rato por otro graznido del urogallo. Faltan pocos minutos para el toque de queda. Es hora de volver a casa. Por ironías del destino nos volvemos a ver al dia siguiente en la cola de la pescadería, sin pretenderlo nos ignoramos mutuamente y fingimos que esta entrevista nunca ha sucedido.