Las obras de adoquinado de la rampa accesible de Duanes podrían iniciarse antes del verano

Se pretende así equiparar las nuevas infraestructuras con el adoquinado de las rondas perimetrales del Centro Histórico e incrementar en lo posible el impacto acústico

La fase de consolidación de la rampa de Duanes podría empezar en breve con el anuncio aún no oficial de las obras de adoquinado de su recorrido, sugiriendo que el departamento de obras públicas estaría planificando los trabajos por tramos con tal de afectar lo más mínimo al acceso vecinal.

Una imagen reciente muestra una rampa sin adoquines carente de la identidad del municipio

En el mismo comunicado explican que las obras tendrían un caracter continuista y con un claro objetivo homogeneizador que impidiera a los transeuntes distinguir un núcleo poblacional de otro, así como de reforzar la sensación en la ciudadanía de que las obras nunca acaban del todo y de que «sempre hi ha alguna cosa que falta per a fer».

Aseguran asimismo que los adoquines empleados cumplirían con todos los requisitos de accesibilidad y sonoridad, además de proporcionar con el tiempo pequeños desniveles «naturales» en los que poder tropezar y ampliar la experiencia de acceder a la rampa utilizando los cinco sentidos.

El nuevo adoquinado pondría las bases para liberarse del caracter desmontable de la rampa y perpetuarla así en su asentamiento definitivo, eventualidad que permitiría optar a esta infraestructura como firme candidata a Patrimonio Empinado de la Humanidad según la Unesco, título que permitiría preservar y dar a conocer su legado al mundo y en especial a las nuevas generaciones de xabieros.