Se agota el plazo para merendar les «sopaes» o «lletaes» de monas de Pascua olvidadas en la nevera

Las escenas drámaticas se suceden al apartar tetrabriks o coliflores y descubrir las fuentes a medio comer entre lamentos post-pascueros

Los típicos postres con leche y limón derivados de las monas de Pascua presentan una inmejorable apariencia durante las primeras 24 horas desde su preparación. Sin embargo, uno o dos días después de la gran inauguración, puede disiparse el apetito inicial. En ocasiones con resultados fatales.

Un dulce a base de leche, limón, canela y monas de pascua
La capacidad de la leche para rehidratar y difuminar el sabor rancio de las monas pierde su eficacia ante los descuidos -o la falta de memoria- durante los intervalos vacacionales de los humanos

Actualmente no hay un criterio fijo para determinar el grado de «llançat a perdre» del delicado postre. Las opiniones más experimentadas apuestan por un plazo general de prescripción de entre tres y cinco días, tiempo necesario para que las monas de Pascua se solidifiquen en un mejunje nada apetecible. La canela en rama poco puede aromatizar a partir de entonces.

Reproducimos la opinión de Maruja Maximoff, reputada repostera muy conocida en Jávea por su hermetismo a la hora de compartir preciadas recetas tradicionales:

No es tracta de la mona, no senyor… la quantitat de llima és el que heu de mirar, si hi ha poqueta no té frescor i ningú repeteix, però si us passeu fa bones agrures i no es torna a provar

También nos indica, sin quitarse el batín y haciendo continuos aspavientos, las mejores localizaciones de la nevera, los sitios idóneos para que el dulce conserve sus matices sin la interferencia de restos de puchero u otros condumios incompatibles.

En cualquier caso, si el limón no ha fallado, en adelante aconseja que antes del tercer día presentes firmes intenciones de merendola de aprovechamiento, con o sin cobertura de cafenet, y confirmar así el compromiso empezado con el ritual de despedazamiento de las monas duras.

En caso contrario, la leche con las monas puede prescribir.